Suscribirse a Sindicar

Reflexiones de Taichi en España. Viaje a Salamanca Agosto de 2006

Long River Taichi Circle. Wolfe Lowenthal. Cheng Man-ching

Wolfe escribe:

Poco después de que Ray nos recogiese a Julian y a mi para llevarnos al aeropuerto Logan, dije "No estaré tranquilo hasta que vuelva a ver la cara de Ray dentro de dos semanas, esperandome para volver a casa". No demasiado auspicioso pensamiento para el inicio de un viaje, pero el mismo que he tenido anteriormente antes de cada viaje hasta donde puedo recordar.

El viaje a Salamanca fué mas llevadero gracias a Julian, una gran compañía, que hizo todo el trabajo duro de acarrear el equipaje y que me demostró ser un agudo estudiante. Según me calmaba, reflexionaba sobre el seminario y los temas a tratar. La introducción debería ser el agradecimiento profundo a Manolo, y sus camaradas de Chang Chuen, por organizar el evento. También debería enfatizar la relacción entre nuestras escuelas, así como reconocer nuestro linaje mutuo, la Escuela Shr Jung del Profesor Cheng.

También parece adecuado prestar atención en una virtud central del Taichichuan, al menos para mi; la manera en que disuelve la dolorosa ansiedad que tuve sobre el viaje. Hay una relacción entre ambas ideas. El Profesor eligió "Shr Jung" como nombre para su escuela, el significado literal es "momento correcto". Despues de un periodo de estudio, un experimentado estudiante de Taichi experimentará una poderosa presteza; la habilidad no solo para responder al golpe de un adversario, sino tambien la habilidad para coger objetos qye caen, para ajustarse al fluir del tráfico, actuado con asombroso rapidez. No es solo una capacidad física, es una condición espiritual.

Lo que sugiere una traducción alternativa de "Shr Jung": "El centro del Tiempo"

En el avión desde Bostón, me percaté de "el centro del tiempo" y mi posición fuera de él. Junto con el ritmo del momento justo, el centro del tiempo trajo consigo paz, la ausencia de angustia psicológica. La ansiedad es algo que está siempre fuera del centro del tiempo, es siempre la mente adelantandose a lo que aún no ha sucedico, o lamentandose retornando al pasado. Esta es la causa de que la mayoría de la gente ve caer el vaso desde la mesa rompiendose en mil pedazos. ¡Oh ...! dice la mente, "Se va a romper". En el centro del tiempo la mente permanece silenciosa, no interfiere con el simple acto de capturar el vaso.

En el transbordo de aviones en Londres, fuí consciente de lo mucho que he sufrido fuera del centro del tiempo. Julian felizmente iva y venía por los corredores mientras yo me atormentaba por la idea de perder el transbordo. El tormento continuó hasta Madrid donde mis espadas se perdieron. "¿Porqué habré traido mis mejpores espadas?" y "¿Que usaré en el seminario?". Pasado y futuro interrogandose el uno al otro, mientras Félix nos llevaba a través de las bellas tierras entre Madrid y Salamanca.

Julie y yo llegamos al Hotel Tryp Salamanca y comenzamos una jornada en en centro del tiempo. Manolo y sus queridos estudiantes señalaron la puerta, Gordon proveyó una auténtica espada mágica. Una de las lecciones de Shr Jung es que las imágenes en que se cierra la mente, oscureciendo el perfecto presente, siempre son ilusiones.

Fué un seminario maravilloso: estabamos españoles, escoceses, checos, ingleses, holandes y americanos, practicando Taichi juntos en una ciudad que es la mas maravillosa que jamás conocí. Tras hechar un vistazo a las fotos del seminario, un viejo amigo comentó, "Lo mejor de todo esto, es que todo el mundo parece felíz - todos los que han participado paracen haber pasado unos fantásticos momentos".

( Fin de Reflexiones desde Salamanca. COPYRIGHT © 2006 WOLFE LOWENTHAL )